Sunday, April 04, 2010

TURISMO DE CALIDAD


En los ultimos días, a raiz de las imágenes difundidas sobre los británicos llegados a Salou, se habla sobre la calidad del turismo que llega a España. ¿Hay turismo de calidad? Personalmente creo que sí, calidad tanto económica como intelectual aunque, indudablemente, no todo son japoneses en Loewe ni americanos en el Prado. España ofrece un amplio abanico de posibilidades y, entre ellas, tambien entra la juerguecilla barata y el desenfreno costero porque, seamos sinceros, esto tambien les va a muchos españoles.
Yo me planteo otro tema ligado directamente a lo dicho... ¿ como nos pueden sorprender tanto los excesos de los jóvenes turistas si no distan demasiado de los de los jóvenes españoles cada fin de semana? ¿cómo podemos decir que aquí hacen lo que en sus países no hacen? ¿Acaso nadie ha visto la actitud de muchos españoles en esos resorts caribeños, por ejemplo, en donde van con todo incluido, se sienten los reyes del mambo, beben hasta la nausea y no sienten el menor reparo en tirarle los trastos al personal del resort rozando lo indecente?
No intento defender la actitud del turismo "sun, sex & sangria", (el cual tampoco dista mucho del "sun, sex & Moët" que hoy por hoy se puede ver en Marbella) personalmente no me gusta , ni uno ni otro. No cabe duda que hay una parte de nuestra sociedad que se se ha degradado, tanto aquí como en el resto del mundo, se confunde juerga con descontrol, diversión con falta de decoro, se trata de alargar la noche hasta la salida del sol y más allá, de beber hasta que el cuerpo te diga basta y, aún así, seguir, gritar, perder todo atisbo de vergüenza, etc...
Se mira con desaire al pobre sin techo que agarrado a una litrona grita por las calles o se duerme por el suelo... y, sin embargo, este comportamiento no dista del de muchos jóvenes durante el fin de semana.
En más de una ocasión el Sol me ha sorprendido tras una fiesta o saliendo de una discoteca, no siempre he podido controlar el límite de alcohol aceptado por mi cuerpo y, sí, alguna vez recuerdo el no haber podido controlar mi vejiga y haber tenido que buscar un oscuro rincón para aliviar mi humana necesidad...inutil negarlo porque en este blog prima la sinceridad a la imagen. Pero han sido episodios esporádicos, bueno, el Sol muchas veces consigue sorprenderme, pero el resto de circunstancias han sido contadas y no buscadas, al contrario de lo que veo actualmente.

La sociedad española se sorprende de lo que hacen algunos turistas pero debería sorprenderse de lo que sucede entre nuestros propios congeneres. Hemos llegdo a un punto en donde libertad se confunde con libertinaje. Cierto es que resulta vergonzoso que se fomente la llegada de un cierto tipo de turismo que crea más problemas que beneficios ( casos como Salou o Benidorm) pero, sinceramente, quitando a los turistas extranjeros... ¿qué tipo de turismo nacional llega a dichas costas?
La educación no es cuestión de nacionalidad, más bien la falta de ésta es algo que empieza a ser un problema social a lo largo y ancho del mundo.

4 Comments:

Blogger Gata Negra said...

Es que Sahndrah, aquí es noticia lo que hacen los demás, ya sabes que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Y además no podemos hacer publicidad de lo que los españoles hacemos por ahí. De eso se encargarán en los respectivos países.

Yo nunca he visto amanecer estando de fiesta, y reconozco que me hubiese gustado hacerlo al menos una vez en la vida. Pero claro, aquellos tiempos no daba para eso.

Un besito!

Feliz domingo

12:57 PM  
Blogger Al Neri said...

Estoy de acuerdo en que los españoles somos juerguistas y más aún cuando salimos fuera. Sin embargo pienso que la gente de determinados países se comporta con especial "cafrería" porque no están acostumbrados a que en su pueblo haya tanta permisividad con el tema del alcohol. Me estoy refiriendo a los ingleses, que están entre los europeos más salvajes y más irrespetuosos en cuanto cruzan la frontera y hay buenos ejemplos históricos de ello, algunos muy tristes. Es lo que tiene la romanización y la cristianización tardía. Bárbaros del norte.

Yo también me he divertido, he salido y he bebido, pero no me he dedicado a fastidiar a los demás.

11:40 PM  
Blogger marian said...

Buenas tardes.
A mí la salida del sol me ha pillado muchísimas veces en la calle, es lo que hay, bueno lo que había porque ultimamente...
El caso es que a pesar de haber salido y entrado como y cuándo me ha dado la gana, jamás he tenido un problema, no he faltado el respeto a nadie y nadie ha tenido que llamarme la atención sobre una falta de educación.
Tienes razón, ultimamente se confunde libertad y libertinaje.

4:26 PM  
Blogger Sahndrah said...

GATA,cierto,cada país se encarga de despellejar a los otros. En cuanto a lo de ver amanecer,te diré que a mi no me gusta,de veras,personalmente prefiero las puestas de sol.

AL...tienes razón,he vivido en Gran Bretaña y concuerdo con lo que dices, creo que se debe también a que es una sociedad que no exterioriza los sentimientos,así que al beber se abre la caja de Pandora.

MARIAN, efectivamente, ahora la atmósfera nocturna resulta peligrosa,nada que ver con las noches de años atrás.

2:08 AM  

Post a Comment

<< Home